lunes, octubre 09, 2006

De cabotaje


Por segunda vez en menos de 10 días vuelvo a incumplir mi palabra. Pero la regurgitación mediática de Aguilar me impulsa a citar sus despropósitos.

Aquí van las declaraciones a Clarín de quien se conforma con muy poco y no sabe cómo mejorar su desgastada imagen: "Ganar un clásico es muy valioso. Nosotros tenemos una prédica negativa que hay que saber entenderla, pero nada... Siempre ganar un clásico es algo refrescante que te sirve no solamente para mejorar el humor sino que es una inyección de cara al campeonato. Cuento una anécdota personal: soy presidente desde diciembre del 2001, y a mí en la campaña lo único que me pedían era 'hay que ganarle a Boca', entonces, desde que soy presidente le ganamos más a Boca de lo que perdimos con Boca. O sea, hace cinco años que la cosa está pareja y con una leve ventaja para nosotros. Me parece muy positivo, y además me parece que fundamentalmente para la gente es un aliciente importante".

Nota del autor: le agrega mucho valor y color al testimonio la brumosa estadística que cita. A mi me generó la imagen de un repaso exhaustivo de los partidos veraniegos.

1 comentario:

tiro loco dijo...

Aguilar tendria que estar preocupado por la situacion economica del club antes de elevar su gestion solo a los partidos ganados contra Boca. Vendieron y siguen vendiendo los pibes de inferiores ( y no tanto, caso Ahumada, Augusto Fernandez, etc, dejan a ir a Montenegro, para contratar a Ortega...) para poder pagarle la prima y los sueldos a los jugadores. Por otro lado, nadie se acuerda de las palabras de Aguilar antes de contratar a Passarella, cuando Daniel Alberto queria ser presidente del CARP? dijo Passarella antes de ser presidente de River, debia ser hincha de river...meses luego lo contrata como el hijo progido que vuelve a su casa sin que nadie recuerde estos dichos del actual presidente.
Este señor está teniendo la peor presidencia desde los ultimos años, ya sea por lo economico como en lo deportivo, sino hagan un repaso de los refueros de "jerarquia" que han llegado en su gestion. En resumen, es un total aprovechador de la situacion para sacar reditos de un superclasico y dejar en segundo plano cosas muchas mas importantes.