viernes, marzo 17, 2006

Fiesta importada de alto riesgo

Hoy se festeja una vez más el día de San Patricio, patrono de Irlanda, y el debate por la seguridad durante el evento vuelve a ocupar páginas de diarios y segmentos de noticieros de radio y televisión.

¿Por qué se da esta discusión? Hace un par de años que la fiesta irlandesa dejó de ser una noche en la que algunos porteños recorrían los pubs del microcentro casi como turistas para tomar algunas cervezas negras y escuchar música celta junto a joviales sexagenarios de cachetes sonrosados y otros representantes de la comunidad del trebol para convertirse en un evento popular callejero.

En este contexto, sería positivo que el gobierno de la ciudad -que ya intervino en otras ediciones de la fiesta disponiendo el corte de calles- formule una propuesta superadora, que podría incluir a alguna entidad irlandesa, y proponga un formato de evento que permita difundir la cultura del país de Bono y evitar que el día de San Patricio sea un cervezódromo al aire libre, con las grandes marcas haciendo promociones para ver cuál es la que vende más litros per cápita a la multitud sedienta y con un saldo final de heridos, detenidos y destrozos como ocurrió en la edición 2005.

1 comentario:

filoso_fo dijo...

En realidad se podria hacer como se festejo en años anteriores donde la gente se comportaba normalmente.
Lamentablemente paso de ser un simpatico fetejo a un gran negocio de cerveceras (que de irlandesas no tienen nada) y de oportunistas, y obviamente cuando el gobierno tendria que poner la seguridad correspondiente no lo hacen y terminamos damnificados todos. Por eso yo opte por festejarlo solo en casa con mi Jameson!!
Saint!!