miércoles, enero 31, 2007

De eso no se habla



Desde el estreno del documental An inconvenient truth (Una verdad incómoda, según su título en castellano), el tema del calentamiento global ingresó en la agenda mundial. Sin embargo, en el marco actual de la reunión de 500 científicos en París para analizar el tema, el gobierno de los Estados Unidos parece hacer la vista gorda.

Si bien George Bush mencionó el tema en el emblemático discurso del State of the Union celebrado hace algunos días, hoy Clarín levanta un cable de AP que asegura que "Denuncian que EE.UU. censura a científicos por el cambio climático". Parece que la gran chimenea del mundo todavía se niega a reconocer los males ambientales que nos aquejan.

2 comentarios:

Seba dijo...

No vi la película. Me comentaron que hay un fragmento dedicado a la contaminación en Sudamérica. Vamos a ver que onda.
Muy buen blog. Te mando un abrazo.
SEBA

guadis! dijo...

La gran chimenea del mundo se niega a reconocer tantas cosas que esto no me extraña...