lunes, septiembre 10, 2007

Ser o no ser

Un grupo de actores británicos presentó un documento titulado "Declaración de Duda Razonable" que cuestiona la autoría de las obras que llevan la firma del dramaturgo.
La declaración, avalada por 300 firmas, pone en duda que William Shakespeare, un plebeyo del siglo XVI criado en un hogar analfabeto de Stratford-upon-Avon, escribiera las geniales obras que llevan su nombre.

Más infomación: clarin.com

7 comentarios:

Laura Cambra dijo...

Discutir la perfección –la autoría de la perfección, su firma y su marca– utilizando el argumento de que "es demasiado bueno para ser cierto" me parece una tontería.
¿Importa si Homero fue uno o muchos o importan La Ilíada y La Odisea como testimonios de que la humanidad puede alcanzar lo sublime?
¿Qué se le puede arrebatar a Shakespeare dudando de su calidad de autor? Haya sido quien haya sido –uno o muchos, autor o cara visible– nos dejó una obra. Lo más probable es que quienes hoy dudan de la procedencia de ese legado dejen sólo una página para la posteridad: la de la duda razonable.

zenosho dijo...

Quisiera ante todo felicitarte por tu blog y los logros obtenidos.
Un abrazo desde Punta del Este

guadis! dijo...

Concuerdo con Laura, qué importa ahora quién fue... Es un poco tarde como para averiguarlo ahora, no?? Saludos Guillermo!!

Osadía Loca dijo...

No sé si es tarde, y tampoco me parece mal que quieran averiguarlo. El saber quién fue no va a restarle importancia a su obra, imagino. Hay teorías, inclusive, que dicen que Shakespeare era mujer...¿sería eso una decepción para algunos?

Anónimo dijo...

Siempre dudé.

Anónimo dijo...

Hola Guadis!

pEdrO dElgUy dijo...

Iba a escribir recordando, Guille, cuando hace 15 años pasamos por Stratford-upon-Avon en gira con el BAC. Después de leer a Laura me pareció una boludes.
En definitiva quién/quiénes haya/n sido poco importa ahora. Si es que Sir William era mujer, homosexual (en esa época no se decia "gay" creo) o si fue un grupo de autores. La colosal obra invita a adorar a Shakespeare como si él mismo fuese un personaje histórico. Podría compartir la misma realidad que Homero aunque, es cierto, este último no escribió sus obras sino quiénes las recibieron recopiladas através del tiempo. No por ciego sino por que, Homero formaba parte de la era de la oralidad y, de esta forma, sobrevivieron sus historias.