miércoles, junio 20, 2007

A mitad de camino


Así como alguna vez elogié el servicio de la empresa de accesorios para bebes y niños Chicco, hoy voy a comentar el servicio de una empresa que se quedó a mitad de camino.

Hace un año, mi mujer y mis hijas me regalaron unas muy lindas zapatillas Bensimon, esas que se cierran con tiras de velcro. A los pocos meses, las suelas de las zapatillas se despegaron.

Mi mujer fue a cambiarlas al mismo local en el que las compró y la gente de Bensimon enseguida reconoció el error de fábrica (comentando que les habían devuelto varios pares) y repuso el par con uno igual. Ante la lógica consulta de mi mujer, respondieron que en caso de persistir la falla volverían a reemplazar las zapatillas por unas nuevas.

Algunos meses después, la falla volvió a aparecer y concurrí al mismo local con las zapatillas. La actitud en este caso fue distinta. Primero me pidieron la factura (un año después!) y luego me dijeron que les dejara las zapatillas para que las envíen a la fábrica. Hoy fui a ver qué pasaba y me dijeron que de fábrica las mandaron de vuelta y que no las iban a cambiar. No tenía ganas de discutir y estaba apurado, así que agarré las zapatillas y me fui con la sensación de que Bensimon se quedó a mitad de camino.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Este post continuará porque mañana paso por Bensimon a interpelarlos respecto a cómo es qué reconocen la falla antes y ahora no.

Maju.

Paterna dijo...

Bien por la denuncia! Me parece perfecto que lo digas acá. Lo tendré en cuenta a la hora de comprar.
"Ben-simon= Mal-simon"

Anónimo dijo...

Me entere del blog por lo publicado hoy en La Nacion
De una manera u otra traduce lo que sentimos como clientes, al menos en este pais
Estamos acostumbrados a pagar valor de marca... pero no a tener servicio de marca
Son muchos los casos en los que no sólo no te dan bolilla sino lo que es peor se rien en tu cara, no te atienden, se niegan a identificarse, desconocen cualquier tipo de atencion al cliente... "Ni se moleste, no atendemos al publico, no le puedo dar mi nombre, esa es la politica, bla, bla, bla"
Y para los más incautos como uno (que a pesar de guardar facturas y demas yerbas) no sabe que cuando la garantia se agota (a los 3 meses por ley) la empresa tiene cero responsabilidad, y puede tranquilamente negarnos el servicio y la provision de partes aunque quisieramos pagar por las mismas... pero bueno no se puede saber de todo
Es bastante bueno lo hecho y me parecio apropiado compartir esta realidad con quienes como vos y yo empiezan a ver a la web como un lugar para reportar los abusos a los que estamos sujetos diariamente
En cuanto a la solucion a mi problema quiza la gente de Mattel Internacional pueda tomar cartas en el asunto porque encima decirle a un nene que su juguete no sirve mas porque sí (solo a 6 meses de su compra)no me parece lo mas correcto