viernes, agosto 17, 2007

Al borde de una vergüenza

En lo que puede convertirse en el gran papelón del gobierno en 2007, Elisa Carrió declaró esta mañana en los tribunales de Retiro donde se realiza la primera de las dos audiencias del juicio oral en su contra por calumnias e injurias por las acusaciones lanzadas contra Héctor Antonio y su socio en la pesquera Conarpesa, Fernando Alvarez Castellanos. Carrió los había señalado como supuestos instigadores del asesinato de Raúl Espinosa, también empresario del sector, ocurrido en Puerto Madryn en 2003. Por este proceso podría quedar presa en el futuro, lo que pondría en riesgo su candidatura a presidenta.

3 comentarios:

matiasrg dijo...

Ya es una verguenza, ahora Anibal F. también la denuncia. http://www.lanacion.com.ar/politica/nota.asp?nota_id=935400&pid=3046429&toi=5260

Saludos

Anónimo dijo...

no podemos permitirlo hagamos una marcha masiva y no permitamos que la bajen de la candidatura para octubre

Anónimo dijo...

Doña Elisa se está por consagrar como provocadora professional.
En su delirio se ve como Juana de Arco..
Los snobs Argentinos van siempre a contramano de la historia

me extraña comunicador que te tragues el anzuelo