martes, agosto 12, 2008

Efecto contrario

Existen ocasiones en las que un periodista (o un medio) intentan dar una versión negativa de un acontecimiento basándose en argumentos débiles. Muchas veces esta práctica genera el efecto contrario, es decir, realzar el evento y generar la conciencia de que realmene fue bueno.

Eso es lo que me ocurrió luego de leer esta nota que La Nación levanta de un cable de ANSA sobre la fiesta inaugural de los Juegos Olímpicos de Beijing. Lejos de dejarme la imagen de un espectáculo improvisado y lleno de errores, el artículo me deja la sensación de que los organizadores estuvieron en todos los detalles y que la fiesta fue casi perfecta. Para sacar sus propias conclusiones pueden hacer click aquí.

¿A vos qué sensación te deja la nota?

1 comentario:

Templete dijo...

Totalmente, segun lo que vimos en la tv y lo que nos dice la nota, la fiesta salio prefecta. Esos detalles que se mencionan fueron solo por la obsesión de los chinos para que salga bien, segun los medios fue la mejor fiesta inaugural de la historia. Una especie de perfección de relojería china, de la china capitalista...obviamente.