viernes, agosto 25, 2006

Sobre incendios y demoliciones

Mientras los diarios online nos muestran las llamas destruyendo una de las cúpulas de la catedral de San Petesburgo, otra pérdida del patrimonio arquitectónico se produce en silencio y a un ritmo sostenido en la ciudad de Buenos Aires: la demolición de Petit Hoteles en el barrio de Recoleta.

Si la desgracia de Rusia es a causa de un accidente -o un atentado, faltan las investigaciones- la sangría de Buenos Aires es consecuencia del avance de la construcción y la falta de protección de edificios emblemáticos por parte del gobierno de la ciudad. Según un informe realizado por Izrastzoff Bienes Raíces, inmobiliaria líder en Recoleta preocupada por la preservación del patrimonio arquitectónico, en el último año se demolieron 10 edificios clásicos.

En el mapa de abajo pueden ver la ubicación de los petit hoteles arrasados, de los cuales la mayoría eran edificios emblemáticos como la Casa de Remates Roldán y la casona de la Embajada de México.

1 comentario:

Paterna dijo...

La empresa donde laburo actualmente cambió de edificio hace cosa de un año. El edificio anterior estaba en R.Peña y Las Heras. Un petit hotel que hoy todavía espera nuevo dueño que lo ocupe.