jueves, octubre 30, 2008

Parrado brindó emoción y enseñanzas


Ahora sí puedo escribir el último post sobre ExpoManagement 2008. Después de dos días apasionantes e inspiradores, el cierre del evento estuvo en las manos de Fernando Parrado, uno de los sobrevivientes del llamado "Milagro de los Andes”. Quizás fue la presentación que menos tenía que ver con el mundo de los negocios pero ese hecho no impidió que sea una de las que más enseñanzas aportó. Su presentación fue cruda y dramática pero llena de verdaderas lecciones de vida.

Parrado no ahorró en detalles para contar la angustia, el desconcierto y el implacable espíritu de supervivencia que lo acompañaron en distintos momentos a lo largo de los 72 días que duró la tragedia.

En un inicio, destacó la importancia del liderazgo y de cómo fueron cambiando los líderes a medida que se sucedían los hechos. Primero fue el capitán del equipo (la mayoría eran jugadores de rugby de Old Christians) quien impulsaba al resto. Sin embargo, con la noticia del cese de la búsqueda que todos pudieron escuchar en una radio, el ánimo del capitán se derrumbó y entraron en acción los estudiantes de medicina. Fueron ellos quienes asumieron el liderazgo y se encargaron de curar a los heridos.

Luego, cuando la situación ya era crítica, Parrado mostró su perfil de líder y resolvió que de morir lo haría intentando salvarse pero no esperando la muerte. Así fue cómo decidió organizarse para cruzar las montañas en busca de ayuda.
“Durante estos dos días ustedes tuvieron el privilegio de escuchar a líderes y pensadores que hablaron de estrategia, planificación, toma de decisiones. En aquel momento, nuestras decisiones estaban marcadas por una realidad insoslayable: eran de vida o muerte”, dijo Parrado.

“Cruzar los Andes nos llevó 10 días porque habíamos fallado en el cálculo de nuestra ubícación. Lo hicimos en jeans y con ropa común a alturas que han llevado a la muerte a andinistas con los mejores equipos”.

“Todo lo que ocurrió en la montaña fue un verdadero milagro. El año pasado fui con toda mi familia a poner una cruz en el lugar del accidente. Mis hijas me dijeron ´Papá, queremos ir, ahí es donde nacimos nosotras´. Y tienen razón, porque de no salir de allí ellas nunca hubieran existido”.

Para el cierre, Parrado mostró un video con imágenes de su vida y su familia y saludó a los asistentes diciendo “trabajen mucho e intenten superarse pero nunca se olviden de la familia y de hacer las cosas que quieren porque cualquier día podemos dejar de estar en este mundo”.

1 comentario:

Sebastián dijo...

Conmovedor desde sus primeras palabras. "Al universo no le importa lo que te pasa""todo es cuestion de suerte"

y lo que le dijo su viejo cuando "luchaste tanto por tener tu vida, ahora vivila"

fueron frases que me las llevo.


Es la primera vez que voy y espero ir a muchas mas. Soy estudiante de Lic en administración y la verdad que superó mis expectativas.
¿Que sabés del World Business forum del año que viene?