jueves, junio 05, 2008

Tremendo


Lo de Boca anoche fue titánico. Buen juego, garra y mucho temple para asumir la derrota con dignidad. La entrevista que Fox le hace a Darío Conca después del partido es más que elocuente. El ex River (que podría haber aprovechado el micrófono para tribunear) no ahorró elogios para el equipo de la Ribera y (comentario bostero que no puedo evitar) tenía cara de que todavía no se había recuperado del susto de haber enfrentado a un gigante que no se rendía. Boca corrió y metió hasta el último minuto y no tuvo desbordes emocionales como le ocurre a otros equipos argentinos en situaciones similares.
Actualización. Tomadas de La Nación, las crónicas de los medios brasileños.

"Flu hace historia y está en la final de la Libertadores", fue el titular que abre, a nueve columnas, la portada de O Globo, rotativo que informó que el partido "tuvo drama, tensión y chances de los dos lados en un juego lleno de alternativas".
En un párrafo, el periódico afirma que "en el primer tiempo, la sensación era que la responsabilidad de decidir en el Maracaná una plaza en la final le pesaba a Fluminense, y no a los visitantes".
"Sobrenatural", es el título excluyente que atravesó la tapa del deportivo Lance!. También opinó que "Boca vio que era hora de ponerse en su lugar y asumir su papel de equipo copero. Y así lo hizo, con Riquelme en el comando, distribuyendo pases y mostrando frialdad inviolable".
"Boca no se intimidó y dominó el primer tiempo", admitió El Día, recordando también que "el resultado pone fin a un largo tabú: desde 1963, un equipo brasileño no eliminaba a los xeneizes de la competición".
El tabloide Expreso tituló "el corazón en la final". Y más abajo apeló a la música porteña para describir la superioridad del conjunto de Ischia en el primer tiempo. "Boca sacó a Fulmínense para bailar el tango. Bailó para allá, rodó para acá, dominó el salón (63% de posesión), sólo que tropezó en las piernas del único sector tricolor que se mostró entero en el primer tiempo: la defensa", describió.
Por último, Media Hora destacó que "los argentinos no se intimidaron con la fiesta de la torcida tricolor en el primer tiempo" y que "el golero tricolor tuvo que salvar al Fluminense".

3 comentarios:

Pata dijo...

Guille, debo reconocer que Boca jugó un buen partido y podría haber ganado, pero quisiera hacerte algunos comentarios sobre el post:

1. No entiendo lo de titánico

2. OK con lo de la dignidad, excepto Tristelme, que se fue enojadito, sin saludar a sus compañeros y empujando por las escaleras a un pobre tipo que se le cruzó sin decirle nada

3. Tu percepción de la cara de susto del "ex-River" es cómica, sobre todo porque fue uno de los que mejor jugó y porque les clavó el 2° gol después de correr 50 metros con la pelota

No te dejes embaucar por el periodismo bostero que inunda las redacciones y estudios de TV (hasta a Macaya le dijeron que haga un esfuerzo y deje de lado su anti-bosterismo, alabó a Boca desde el minuto 1).

Boca jugó un buen partido pero perdió 3 a 1. Es el equipo que mejor sabe jugar la Copa, pero esta vez no le alcanzó.

Lucas dijo...

Aca el señor Pata No lo puede haber dicho mejor que yo.
Bien jugado.
Y nada más....
Permitiendoseme cambiar el sentido de la frase...
Digo:
No hagamos un monumento del arbol caído.

Culpa de la Calor dijo...

Claro, todo bien con perder con dignidad y bla bla bla.

Pero perdieron. Sean buenos perdedores y reconozcan que el otro ganó, no que Boca perdió.