viernes, marzo 06, 2009

¿De quién es la culpa?



Venganza se llama el nuevo comercial de Kepel & Mata para Cencosud. Si bien la idea es generar consciencia de lo terriblemente contaminantes que son las bolsas plásticas, el anunciante -dueño de Disco, Jumbo y Vea- prefiere pasarle toda la responsabilidad al consumidor, siendo ellos los grandes promotores del uso de bolsas plásticas durante años.
Me sorprende que una empresa grande como Cencosud no comprenda los desafíos de la sostenibilidad y que una agencia consolidada como Kepel & Mata no pueda asesorarlos correctamente para abordar el tema y comunicarlo. Otras empresas como Mark & Spencer, Natura e Interface están marcando tendencia en la comprensión de los desafíos que impone el cambio climático y el deterioro del planeta. Salvo algunas excepciones, en la Argentina todavía es una cuenta pendiente.

¿A vos qué te pareció el aviso?

5 comentarios:

guadis! dijo...

Me parece que está buena. Pero son los negocios los que tienen que dejar de dar bolsas plásticas sino piden algo y ellos mismos son los que hacen lo contrario. Podrían empezar por cobrarlas hasta que la gente se acostumbre a llevar la bolsa propia, y que ese dinero esté destinado a alguna fundación ecológica.

marijo.ngu dijo...

Recién hoy veo este posteo, y confieso es la primera vez que paso por acá, pero también que "asombrada" cuando escuché esa propaganda... dije: "nos están echando la culpa a los clientes?"... y luego de entender que sí, que había captado la idea pensé porqué miércoles si tanto les preocupa el medio ambiente no dan bolsas de papel?? ¡qué obvia es la estrategia de abaratar costos muchachos, qué burda!
Saludos!

Javier dijo...

No se puede creer la caradurez de estos tipos

Denise dijo...

La primera vez que lo ví, pensé que el aviso era original por la técnica utilizada, pero me sentí horriblemente estafada por el "somos todos culpables". ¿Ahora los consumidores llevamos la carga de usar bolsas plásticas que ELLOS deciden brindar?
Y un detalle más: en las cajas de los súper ofrecen al cliente comprar una bolsita "ecológica" por la módica suma de 8 pesos. Si tanto les preocupa el ambiente (y los costos, es obvia la estrategia), que brinden bolsas de papel.

si te digo te miento dijo...

No lo he visto